En un pequeño pueblo de Cáceres, Cuacos de Yuste, España, se encuentra un camposanto militar en el que están enterrados 180 soldados alemanes que murieron en España durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. Todos ellos fallecieron en las costas y tierras españolas por naufragios o derribo de sus aviones durante ambos conflictos.

Es un camposanto militar en el que todas las sepulturas son iguales y únicamente tienen una cruz en granito oscuro, el nombre del soldado, la categoría militar y las fechas de nacimiento y de fallecimiento. De todos ellos, 154 militares lucharon bajo las órdenes de Adolf Hitler durante la II Guerra Mundial en el bando nazi. Los 26 restantes fueron militares de la I Guerra Mundial.

Este cementerio es único en España, pero no en el mundo: “Hay más de 300 cementerios de caídos alemanes en 18 países de Europa, Norteamérica y África, con más de 1,4 millones de muertos de las dos conflagraciones mundiales”, indican los documentos a los que ha tenido acceso Público con los que la Embajada alemana dio a conocer la construcción del cementerio. En España, señalan que había “cerca de 200 tumbas de caídos alemanes en cementerios municipales de, aproximadamente, 40 ciudades”.

Por esto el gobierno alemán, a través del Volksbund Deutsche Kriegsgraberfursorge (organismo encargado de velar por los cementerios de guerra alemanes), tomó la decisión de juntar en un único lugar los cuerpos de los militares alemanes que habían fallecidos en el territorio español durante las dos guerras mundiales.

Las obras para su construcción comenzaron en 1979. El Ayuntamiento, con el socialista Gregorio García Muñoz al mando, lo aceptó y desde entonces el cementerio forma parte de la historia del pueblo.

El mantenimiento del cementerio cae en manos de la Embajada alemana, a través del mismo organismo que lo creó, como explica al Público el alcalde del municipio, José María Hernández García. “Económicamente no ganamos nada con él. Como cualquier cementerio, lo que consigue es invitar a la reflexión y buscar la concordia y a la paz.”, apostilla Hernández.

Tomado de: www.publico.es

Copyright © Todos los Derechos Reservados
Asociación Gremial Latinoamericana de Cementerios y Servicios Funerarios.
ALPAR Medellín, Colombia 2018
Iniciativa Gráfica - Medellín