Spanish Dutch English French Italian Portuguese

¿Qué pasa cuando se llena un cementerio?




A un cementerio también se le puede llamar necrópolis. El término es la unión de las palabras griegas necro (muertos) y polis (ciudad). "Un cementerio es como una ciudad", dice a Verne por teléfono la responsable del cementerio de Bilbao, la concejala Yolanda Díez. Y cuando se llena un cementerio, reacciona como una ciudad masificada.

Lo normal es que, de una forma o de otra, el cementerio crezca. "Hay tres posibilidades", indica el director de cementerios de la funeraria Altima, Joan Ventura, "o se amplía el espacio del cementerio, una circunstancia que se suele dar en los rurales, o se construyen más alturas de nichos, lo normal en ciudades. En núcleos urbanos también es normal construir un cementerio nuevo".

Los cementerios de los pueblos suelen estar alejados del núcleo poblacional. "Normalmente están rodeados de terrenos municipales, así que no hay problema en ampliarlos", indica Ventura. Hay muchos cementerios adscritos a ciudades que también están alejados de las casas, pero otros han acabado rodeados por el crecimiento de la ciudad.

"Si un cementerio no puede ampliar el terreno que tiene alrededor, lo normal es que se construyan más alturas de nichos. Hay cementerios en España de hasta ocho alturas", añade el experto en cementerios. De la misma forma que una ciudad en expansión crece en dimensión y a lo alto, lo mismo sucede en un cementerio. Los nichos del cementerio de Sitges alcanzan esos ocho pisos.

La ampliación es un recurso común. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Valencia emprendió una  en el cementerio de Cabanyal en abril. "Ese cementerio en concreto necesitaba crecer, pero no se había llenado como tal. No es una necesidad de ninguno de los siete cementerios municipales", indican desde la Concejalía de Cementerios. "Si necesitásemos espacio, tenemos terreno de sobra para ampliar", cuentan desde Bilbao. Otra posibilidad es la construcción de otro cementerio en el término municipal.

Tomado de: www.verne.elpais.com